“El desafío del Rol del Counselor en nuevos ámbitos”

 

 

Prevención en recaídas de adicciones en el ámbito laboral 

desde el Enfoque Centrado en la Person

 

 

Clor. Mercedes Lacoste y Clor. Alicia Grinblatt

 

 

Programa de Prevención en Recaídas de adicciones

desde el Enfoque Centrado en la Persona

 

TEMA: El desafío del Rol del Counselor en nuevos ámbitos:

Mercedes Lacoste y Alicia Grinblatt

Counselors y OST

Directoras GRUPO BAQUEANO

 

“Mark Twain observo una vez, sarcàsticamente, que  “dejar de fumar es fàcil… ¡yo lo he dejado cientos de veces!

Mantenerse apartado de la droga, al parecer, es un reto aùn mas grande que apartarse de ella… estar preparado para afrontar un deslizes como tener un extintor. No significa que Ud. estè esperando que se produzc un incendio sino que està preparado para omar las medidas adecuadas en caso de producirse.” , Whaston Arnold, “Querer no es poder” . Ed Paidòs 2005

En este trabajo intentáremos plantear los fundamentos de la necesidad de crear un modelo de Prevención en Recaídas desde nuestra mirada del Enfoque Centrado en la Persona.

Miramos la recaída como un proceso, basándonos  en la mirada de Prochaska y Di Clemente, tomando  esta, como un eslabón más adentro del proceso de deshabituación y rehumanización del comportamiento adictivo.

Para esto, partiremos del marco teórico del Modelo Transteòrico, presentando los lineamientos de la teoría y desde la pràctica integraremos la experiencia compartida en el taller, ya que nuestra motivaciòn es la de entrenar personas para poder trabajar en Prevenciòn en Recaìdas desde el Enfoque Centrado en la Persona.

Mirando a la persona como idea en proceso, en continuo crecimiento, creemos que necesita ir adquiriendo nuevas herramientas para poder enfrentar nuevas situaciones a lo largo de su vida.

Va ideando proyectos de vida donde cada vez se irán poniendo en juego nuevamente las habilidades para la vida que ha incorporado a lo largo de su tratamiento.

Lo novedoso desde nuestra mirada es poder sostener en el tiempo las actitudes positivas y poder registrarse para reconocerse y para poder prevenir la recaída en el momento de crisis.

 

 

Programa de Prevención en Recaídas de adicciones

desde el Enfoque Centrado en la Persona

 

En este trabajo intentáremos plantear los fundamentos de la necesidad de crear un modelo de Prevención en Recaídas en el Ámbito Laboral desde nuestra mirada del Enfoque Centrado en la Persona.

Miramos la recaída como un proceso, basándonos  en la mirada de Prochaska y Di Clemente, tomando  esta, como un eslabón más adentro del proceso de deshabituación y rehumanización del comportamiento adictivo.

Para esto, partiremos del marco teórico del Modelo Transteòrico, presentando los lineamientos de la teoría.

Luego de dicha presentación arribaremos a nuestra conclusión final.

 

El objetivo de trabajar en Prevención de Recaídas dentro del ámbito laboral es el de:

 

·         Prevenir Recaídas.

·         Entrenar personas capacitadas en dicha temática para incorporarse al equipo preventivo laboral

·         Asistir a la persona y su entorno.

·         Informar  y capacitar al personal de planta.

·         Proporcionar estrategias y ofrecer herramientas para sostener la recuperación.

·         Crear un grupo especializado dentro del equipo de prevención de adicciones del ámbito laboral.

 

“Partimos de la hipótesis, que si un centro preventivo laboral cuenta con un área especifica en prevención de recaídas articulada con recursos humanos, sindicato/gremio y/o personal, la reinserción será un camino conjunto hacia la promoción de la salud, y donde cada actor será parte de esa transformación, con igualdad de responsabilidades y derechos a la salud laboral”

 

Vamos a comenzar definiendo el concepto de recaída, para esto citaremos a Littmann y Prochaska y Di Clementi.

Concepto de recaída, Littmann,  (1983)

“Cualquier retorno al comportamiento adictivo o al estilo de vida anterior, después de un periodo inicial de abstinencia y cambio de estilo de vida, que como mínimo a de ser uno a tres meses.”

 

La recaída puede presentarse en diferentes modalidades:

 

1 Evento discreto que se inicia con la vuelta al consumo de drogas.

2 Como un proceso que de forma insidiosa conduce de nuevo al consumo.

3 Como el retorno al consumo de drogas con la misma intensidad.

4 Como el uso diario durante un número especifico de días.

5 Como una consecuencia del uso de sustancias.

Prochaska y Di Clementi (1983) presentan su modelo Transteòrico del Cambio  que, presentaremos a continuación, en el cuala través de la investigación nos muestran como es el proceso de dicho modelo.

 

 

Programa de Prevención en Recaídas de adicciones

desde el Enfoque Centrado en la Persona

 

 

Modelo Transteorico de Cambio: Prochaska- Di Clementi, (1983)

 

El modelo de Prochaska y Di Clementi, nos explica como la motivación cambia a lo largo del tiempo y como esto es importante para evaluar la disposición para el cambio.

Este modelo global de cambio hace hincapié en la variable motivacional como determinante para el cambio o toma de decisiones cubriendo, todo el proceso de cambio “desde el momento en el que alguien admite la existencia del problema, hasta el instante en que el problema dejo de existir”

 

Presentan diferentes etapas que es fundamental distinguir y que nos resultan necesarias para llegar a la etapa de Recaída que es la que nos interesa presentar en este trabajo:

 

·         Etapa pre-contemplación: una persona que se encuentra en la etapa de pre contemplación, necesita información y feedback, a fin de que pueda aumentar su conciencia del problema y la posibilidad de cambio.

El requisito previo para pasar a la siguiente etapa, es tener la voluntad de considerar la posibilidad de que el cambio puede ser necesario.

 

·         Etapa de contemplación: la persona contempladora, considera y rechaza el cambio a la vez. La experiencia de la persona contempladora se describe como  un tipo de oscilación entre las razones para cambiar y las razones para continuar de la misma manera.

En esta etapa se examinan los pro y los contra de las diversas opciones disponibles. Se evalúan todos los costos y beneficios de permitir que la situación continúe.

Algunas personas pueden ir y venir entre las etapas de pre contemplación y contemplación durante un tiempo antes de que estén listos para seguir adelante.

La persona está lista para pasar a la siguiente fase, cuando la base de su análisis, ya sabe que tiene un problema, ya es consciente de él.

Es común que las personas que consultan, se encuentran en esta etapa y en este caso, la ENTREVISTA MOTIVACIONAL., puede resultar muy útil.

 

·         Etapa preparación o determinación: la tarea de un profesional cuando su cliente esta en la etapa de determinación, no es la de motivarle sino la de aconsejarle el recurso terapéutico más adecuado, accesible, apropiado y efectivo.

Una vez que la persona se ha comprometido a lograr un cambio en su vida, el siguiente paso es averiguar cómo hacerlo. Una vez formulado un plan viable, se está listo para entrar en la siguiente fase. La ACCION.

 

·         Etapa acción: la etapa de acción es la de inicio de la terapia o del counseling. En este momento la persona se implica en acciones que lo llevaran a un cambio.

El objetivo durante esta etapa es el de producir un cambio en el problema que se desea resolver.

 

 

Programa de Prevención en Recaídas de adicciones

desde el Enfoque Centrado en la Persona

 

·         Etapa de mantenimiento: la intención de cambiar, sin embargo, no garantiza que el cambio se mantenga a través del tiempo.

 

La mayoría de las personas entran en la etapa de acción llenos de entusiasmo y emoción. Existe una sensación de euforia, ya que empiezan a ver cambios positivos y la experiencia de los beneficios que este cambio trae consigo.

Una vez realizado los cambios hay que mantenerlos lo suficiente para que se hagan permanentes. Es muy normal que las personas en recuperación, se descuiden en esta fase, porque a veces, no hay adecuada consciencia de la tendencia a la recaída, que posee la dependencia.

Si la persona invierte tiempo en mantener los cambios logrados, todo irá bien, pero si se descuida, puede presentarse una vuelta al problema inicial.

Llegamos así a la etapa nodal para nuestra tarea:

 

 

·         Etapa recaída: El problema de abuso y dependencia implica una tendencia NATURAL a recaer nuevamente en viejos modos de afrontamiento, debido a la gran cantidad de elementos aprendidos y estructurales, que están activos a pesar de que se hayan hecho nuevos hábitos de afrontamiento. Finalmente si la recaída se produce, la tarea d la persona consiste en empezar a girar de nuevo alrededor de la rueda antes que permanezca inmóvil en dicha etapa.

 

 

Las caídas son normales, hechos esperables cuando una persona intenta cambiar cualquier patrón de conducta de larga duración.

 

 

·         Etapa terminación: Una vez que los cambios son mantenidos a lo largo del tiempo. Los disparadores y conductas de búsqueda, así como los deseos de abuso, dejan de poseer la fuerza que hubieran tenido sobre la persona dependiente, se hacen menos intensos progresivamente, hasta que cesan.

 

En la TERMINACION O TRANSFORMACION, el cambio deseado se ha logrado con las nuevas conductas establecidas, se ha alcanzado el objetivo.

 

 

Programa de Prevención en Recaídas de adicciones

desde el Enfoque Centrado en la Persona

 

USO ADICTIVO

 

 

Tomando la adicción como una multiplicidad de causas, dentro de la prevención en adicciones,  surgen factores de  protección y factores de riesgo que pueden inducir o no a la recaída

 

Los factores de riesgo

 

Específicos del trabajo:

 

 

  • Factores relacionados con la organización de la producción: fechas de entregas, horarios rotativos, etc

  • Entorno micro social: compañeros de trabajo consumidores, facilitación en el ambiente laboral al acceso de sustancias, valorización a ciertas sustancias dentro de ese medio, relación directa del consumo y el rubro laboral como característica misma del trabajo, etc.

 

 

Asociados a la persona:

  • Género, edad, personalidad, herencia, espiritualidad.

 

 

Asociados a la familia:

  • Consumo o aceptación por parte de los padres lazos afectivos débiles, maltrato o

   Sobreprotecciòn

  • Límites y disciplina poco claros.

  • Conflictos familiares, abuso y abandono.

 

Asociados al grupo de pares:

1) Amigos consumidores, violentos o con tendencia a delinquir.

2) Presión de grupo.

 

Socioculturales:

1) Disponibilidad de la droga. - Zonas de alto riesgo. - Tráfico de drogas.

2) Desigualdades económicas. - Publicidad.

 

Factores de protección

 

Son aquellas circunstancias personales y ambientales que permitan disminuir, controlar o eliminar las posibilidades de iniciarse; reiniciarse o mantenerse en el consumo de drogas.

Desde el ámbito laboral, teniendo en cuenta los factores de riesgo específicos, un equipo especializado en Prevención de recaídas, deberá poner foco en fortalecer los factores de protección

 

 

Programa de Prevención en Recaídas de adicciones

desde el Enfoque Centrado en la Persona

 

Para esto es necesario una articulación directa con los sectores de personal y recursos humanos, facilitando así a la persona en recuperación y post tratamiento, horarios estables, desenvolverse en sectores libres de consumo, con acceso a superiores

directos involucrados en la temática, con el objetivo que la persona no solo se sienta acompañada, sino también valorizada y respetada en igual condición. Este último punto es fundamental a tener en cuenta como equipo, ya que los cuidados no deben convertirse en sobreprotección ni en estigmatización del empleado.

 Como objetivo general los preventores trabajaremos para  lograr una reinserción social saludable para ambas partes que requiere del compromiso y del esfuerzo de todos los integrantes como actores activos para la prevención de las adicciones.

A través aptitudes necesarias para tener un comportamiento adecuado y positivo que nos permita enfrentar eficazmente las exigencias y retos de la vida diaria.

 Están son las Habilidades para la vida:

 

 

  • Capacidad para tomar decisiones

  • Habilidad para resolver problemas

  • Habilidad para comunicarse afectiva y efectivamente

  • Capacidad para pensar en forma crítica y creativa

  • Habilidad para establecer y mantener relaciones interpersonales

  • Capacidad para manejar las emociones propias

  • Habilidad para manejar la ansiedad, la tensión o estrés

  • Capacidad para establecer empatía

  • Conocimiento de si mismo y autoestima

  • una escala de valores

  • Uso adecuado del tiempo de ocio

 

Conclusión:

 

La prevención de recaídas es un apartado dentro de la rehabilitación de la drogodependencia, que cada vez adquiere más importancia. La necesidad de estandarizar la información que brindan las personas asistidas en los Programas de tratamiento, hace que debamos diseñar instrumentos cualitativos y cuantitativos que muestren de manera clara y veraz la situación en que se encuentran dichas personas en su proceso de recaída.

A partir de entender a la recaída no como un acontecimiento aislado, sino un proceso, surge la necesidad de evaluar y observar el momento en que se encuentra de ese proceso.

Proceso de recaída. Conceptualización.

Vemos que recaer es más que solo volver a consumir, una recaída está basado principalmente en factores, reorganización de las circunstancias vitales de acuerdo al antiguo modelo adictivo y la confianza en ideas adictivas que no desaparecen.

 

 

Programa de Prevención en Recaídas de adicciones

desde el Enfoque Centrado en la Persona

 

De acuerdo a esta concepción del término recaída, esta no se refiere solo a un nuevo consumo de drogas luego del periodo de abstinencia, consideramos recaída a:

“Todo regreso a las antiguas modalidades de conducta adictiva, tanto personales como ambientales, y en este ultimo especialmente en la familia, proceso que culmina en un nuevo consumo de drogas”

A veces se tiene la impresión que una persona ha recaído en todo menos en la droga, siendo esta la ultima situación que falta para que se contemple el cuadro de recaída.

En la generalidad de las situaciones de recaída vemos que la persona ha logrado una cierta estabilidad, un bienestar, puede disfrutar de algunos logros, y hay situaciones que se han modificado para bien e incluso está creciendo en aéreas de su vida en la que antes no lo hacía. Pero todo esto más adelante se pone en crisis, y normalmente es cuando de toda esta constelación de “éxitos” se producen una falla. Un fracaso, una derrota, comienza con esto un proceso en el que parece como si todo comenzara a caerse. Aumenta su estrés. Sus pensamientos se invaden de ideas negativas y pronósticos pesimistas y trágicos, llenos de impotencia en los cuales se revela una autoestima muy frágil.

Surgen recuerdos en los que nada de todo esto tan desagradable sucedía cuando había drogas de por medio, sueña con drogas o al menos con personas o reuniones del ambiente de consumo. Incluso hay remembranzas de parejas de aquellos días y normalmente retorna a conductas distractoras como por ejemplo escuchar música, practicar deportes, juegos, lecturas, vestimenta, lenguaje correspondiente a la época de consumo.

Este es un momento de crisis, que no es malo necesariamente, aunque si desagradable, es el momento de definición, y se definirá todo en función a lo que se recuerda para abandonar ese lugar de angustia; a partir de ahí recurrirá a viejos modelos que alguna vez resultaron aunque fueran destructivos o hacia nuevos estilos más creativos y que representan todo un desafío para la persona.

 

Pensamos en la etapa de acción, ya que es donde comienza a gestarse la incorporación de cambios actitudinales, adquirir herramientas, dejando los hábitos no saludables, etc. Para una vez incorporados y apropiados ante posibles situaciones de crisis poder hacer uso de ellas.

Mirando a la persona como idea en proceso, en continuo crecimiento, creemos que necesita ir adquiriendo nuevas herramientas para poder enfrentar nuevas situaciones a lo largo de su vida.

Va ideando proyectos de vida donde cada vez se irán poniendo en juego nuevamente las habilidades para la vida que ha incorporado a lo largo de su tratamiento.

Lo novedoso desde nuestra mirada es poder sostener en el tiempo las actitudes positivas y poder registrarse para reconocerse y para poder prevenir la recaída en el momento de crisis.

 

 

Bibliografía:

 

1)    J.Prochaska; C. DiClementi: “ MODELO TRANSTEORICO DE CAMBIO” 1983

2)    González; Ernesto: “ GUIA PREVENTIVA”

3)    Baistrocchi; Roberto y Fernández Labriola: “Manual de adiccionologia”

 

Los autores de este trabajo autorizan a CP Conocer y Prevenir & DOSUBA a dar a conocer y/o publicar este material realizado el 26 de junio de 2014