DEGUSTACIÓN DEL COUNSELING LABORAL

 

Clor. Alicia Mendivil

 

 

Cuando hablamos de Counseling laboral hacemos una verdadera degustación de las distintas actividades, formas y matices que posee un Counselor para desempeñarse en el ámbito organizacional y lograr facilitar  que cada uno de los protagonistas de esta escena cobren su identidad más real y sus sabores metafóricamente hablando más diversos y propios  en un escenario que es el mundo tal como lo concebimos hoy  y en el que  nos encontramos inmersos, un mundo globalizado  en el que  se han instalado nuevos modos de interrelación. Los profundos avances tecnológicos que obligan a una permanente reubicación personal profesional, que obviamente genera estados críticos en las organizaciones en general, instituciones educativas, religiosas, empresas, ONGs, y obviamente inciden directamente en cada persona y en sus vínculos. Las incidencias anteriormente mencionadas, provocan crisis, que como todas, deben ser tomadas como oportunidades y fuentes de crecimiento y desarrollo personal en particular y humano en general. Esto nos confronta con la necesidad de articular e integrar el despliegue de la persona en congruencia con los avances mencionados. La realidad que hoy vive el mundo, donde nos movemos nos exige día a día ser capaces de enfrentarnos a las situaciones para adecuarnos a ellas y elaborar los procesos de cambio necesarios, desde los distintos roles que desempeñamos.

 

Es por ello que, uno de los principales desafíos, es la formación  de profesionales  que sean capaces de captar y manejar la globalidad  y la diversidad, partiendo de valores humanísticos, que sean vividos y asumidos en acciones concretas. El desarrollo  integral de las personas  lleva siempre a considerar  al ser humano en interrelación  con los otros, así como en el contexto específico en el que se desenvuelve. Un proceso de cambio, facilitado hacia la auto dirección y actualización de los potenciales, implica la posibilidad de transformar el entorno, para alcanzar modos relacionales favorables para el crecimiento personal de aquellos que lo habitan y comparten.

 

Desde el Counseling laboral en el Enfoque Centrado en la Persona,  se busca esclarecer  el complejo proceso  de desarrollo de las personas, los grupos y las organizaciones; comprendiendo la especificidad esencial y existencial de las personas, y sus potencialidades, desarrollándolas en la acción en que estén implicados. Los seres humanos son sujetos de su propia vida, organismos interrelacionados, plenos de potencialidades y capacidades  con tendencia innata a la actualización y creatividad; desde este lugar conforman: empresas, organizaciones e instituciones  

 

El Counselor laboral es un profesional que está enmarcado en una concepción humanística existencial de lo humano, desde allí  está capacitado para facilitar el desarrollo de las  organizaciones, favoreciendo el desarrollo de las personas que las integran promoviendo las  adecuadas relaciones interpersonales que faciliten un óptimo funcionamiento del factor humano de las mismas. La tarea del Counselor laboral es asesorar y proponer acciones que conduzcan hacia la solución de aquellos problemas que dificultan el desarrollo organizacional, que por ello le quitan eficacia, productividad, y generan conflictos a la organización. Gestionar los procesos de cambio y transformación relacionados con la misión que posee la institución y fundamentalmente generar un clima de armonía vincular que permita que la tendencia actualizante de los grupos puedan liberar sus potencialidades y ponerlas en acto, facilitando cambios en las personas que se desempeñan en la institución con la finalidad de contribuir al logro  de su propia satisfacción y por ende de un mejor funcionamiento, más armónico de la institución.

Asesorar y facilitar el encuadre óptimo de libertad, no juzgamiento y  congruencia, ayudar a los miembros de la organización a encontrar los auto - recursos potenciales, a través de los cuales posibilita el despliegue de sus habilidades personales. De esta manera plantea alcanzar efectividad organizacional, efectividad grupal y efectividad personal, claves de un funcionamiento óptimo de las organizaciones.

Al lograr todos estos objetivos el Counselor laboral  desarrolla diversos conocimientos teórico-prácticos sobre el funcionamiento de las organizaciones y sus interrelaciones desde el desarrollo humano personal, organizacional, educacional y social, para poder comprender, asesorar y prevenir a las organizaciones en la gestión y coordinación de proyectos y programas de acción con una metodología centrada en la persona, elaborar e implementar capacitaciones,  para el alcance de los objetivos planteados en la gestión.

 

Al asesorar sobre acciones a desarrollar vinculadas problemáticas de interrelación y dificultades de comunicación entre los miembros de las organizaciones el Counselor implementa otro tipo de capacitaciones y gestiona procesos vinculados a los distintos estamentos de la institución. Realiza el análisis institucional y el asesoramiento en la fijación de los objetivos al personal jerárquico sobre la implementación de nuevas tecnologías en el área de la gestión desde el desarrollo personal y en procesos de reorganización, alcances de liderazgos funcionales, toma de decisiones, motivación, integración de equipos, sinergia, incidentes críticos. La concepción humanística y los recursos metodológicos que poseerá el Counselor laboral le permitirá trabajar en organizaciones empresariales como consultor externo, como miembro del departamento de recursos humanos, o de la oficina de personal de la empresa en todo grupo social, comunidad, ONGs, sectores marginados, geriátricos o casas de cuidado de ancianos, centros de salud, y otros, donde sea necesario favorecer la gestión de proyectos de prevención y promoción en el mejoramiento de la calidad de vida.

Centrará su trabajo con los líderes formales y naturales, con los integrantes de estos grupos y con la estructura organizacional del lugar, todo puesto hacia el servicio del alcance de objetivos humanitarios. En todos los casos su eje estará centrado en el despliegue de los potenciales humanos de sus miembros. Estas tareas podrá realizarlas como consultor externo o como parte integrante de los equipos interdisciplinarios de la organización.

En definitiva, y tal y como hemos desarrollado, el Counselor es el hábil hacedor de armonizar las herramientas y técnicas que posee a fin de facilitar el óptimo despliegue de las personas que componen una organización, logrando el despliegue de las potencialidades personales que se traducirán en el despliegue organizacional.