¿COMO ORIENTAR A LOS JÓVENES EN SU ELECCIÓN VOCACIONAL Y A LOS ADULTOS?

 

Por Clor. Victoria Dussaut

 

“….Cada ser humano es propietario de un don, de una capacidad, de una cualidad que ha recibido en potencia, y es tarea humana descubrir, profundizar, desarrollar ese don y usarlo en beneficio de la comunidad…¨ Guillermo Rivelis.

 

En el nacimiento hay razón de ser, una razón que nos trasciende, hay un mensaje, un propósito. La vida considerada de este modo consiste en el despliegue y puesta en acto de este mensaje. Como parte de este propósito, mensaje, razón,  cada ser humano recibe dones, talentos. La tarea humana vital consiste en descubrir nuestros dones, en que consisten y aprender a usarlas en beneficio de todos, enriquecerlos con la acción cotidiana, que es acción de aprendizaje, de estudio, de trabajo, de interrogación, de búsqueda. La posibilidad Vocacional requiere la consideración del encuentro con el o los dones que cada ser humano posee.

 

Vocación deriva del latín Vocare, llamado, llamar para que salga algo afuera, es una forma de ser y hacer.  Una profesión, una carrera, un quehacer son recursos  para poder vivir con actitud vocacional.

La actitud vocacional es una forma de estar en el mundo y poder ¨tenerse entre¨¨ los misterios que representan el antes y después de la vida de cada uno. Supone conciencia y resonancia afectiva, se corresponde con actitudes comprometidas y no fanáticas, con actitudes de personas que se  involucran de manera apasionada y transformadora  en un quehacer, profesión etc. 

 

¨La vocación aparece en el momento en que el individuo reconoce que no puede ser para sí su propio fin, que solo puede ser el mensajero, el instrumento y el agente de una obra con la que coopera y en la que el destino del universo entero se halla interesado¨. L Lavelle

 

La vocación es una construcción constante, por momentos difícil y contradictoria, camino con idas y vueltas, con entusiasmos y frustraciones, por momentos apasionante y por momentos angustiante, todo ello señal de Humanidad.

 La acción vocacional es una acción que contribuye al proceso de humanización, ya no se limita al ejercicio de una profesión, sino que constituye una búsqueda y una construcción en cada interacción en la que un individuo participa.

 El don generalmente no esta a la vista. Su descubrimiento es un trabajo que no es de una vez y para siempre, sino que supone develamientos paulatinos no exentos de duda y contradicción. Cuando se empieza a tomar conciencia de la posesión de dones que dan sentido a la existencia personal e universal,  se mira al otro  con esta misma concepción y esto fortalece el sentido de que cada persona es única y generadora de enriquecimientos para si misma y para los otros.

Un proyecto profesional adquiere sentido humano en tanto constituye una búsqueda de ser y hacer, impregnado de subjetividad, en su peculiar manera de ejercerla, que implica una particular y única manera de producirla. Proyectar supone imaginar una realidad no existente todavía, pero posible de ser concretada, se articula la libertad con el criterio de realidad, Compromete no solo la imaginación sino también la acción, algo debe hacerse hoy para lograr aquello que se proyecta, reconoce momentos, objetivos parciales, tramos intermedios, etc. Es la señal  del compromiso que implica decidir que fragmento de sí mismos desarrollarán, para también elegir cual dejarán caer. El trabajo educativo, preventivo fundamental consiste en ayudar a nuestros consultantes a descubrir sus dones, que generalmente no están a la vista iniciando una búsqueda donde se conjugan la intuición, por momentos débil y contradictoria, el disfrute al vivenciar un quehacer que fluye a veces  sin grandes esfuerzos, donde la noción de tiempo desaparece, donde a su vez en dicho ejercicio nos sentimos protagonistas, somos creativos.

 

La elección de una carrera u ocupación, implica atravesar un proceso en el que se conjugan el don, los  intereses, las capacidades, las características de la personalidad de cada individuo, el equilibrio entre el desafío y la motivación, el auto concepto,  que junto al conocimiento de la oferta académica, hacen posible  que el joven comience  a construir su propio  ¨¨Proyecto de vida¨.

En este sentido la búsqueda  requiere una doble mirada, una hacia adentro del sí mismo¨y otra hacia fuera en este caso  la oferta académica.

El exceso de centramiento en la resolución de carrera o profesión puede conducir al congelamiento de la subjetividad y fortalece la deshumanización.

Dicha búsqueda se desarrolla en la articulación del espacio del deseo vocacional y el espacio crítico de la reflexión.

La Orientación Vocacional se ubica en un lugar intermedio entre lo educativo y lo terapéutico. Educativo ya que el orientador conoce la variada oferta académica y  promueve en el orientado la búsqueda dentro de la misma. Es terapéutico ya que a partir de una serie de dinámicas  y tests, el orientado conocerá aspectos de sí mismos que lo ayudaran a realizar una elección centrada mas realmente en sus aptitudes, posibilidades, conjugando también sus características personales y así podrá  ser mas realista a la hora de tomar la decisión.

Los orientadores pueden optar por  dos caminos, tratando de ayudar a resolver la pregunta o tomando una actitud vocacional intentando acompañar la Asunción del interrogante y el inicio de búsqueda y construcción de sentido.

.En la elección hay  creación, la persona se siente protagonista Se une lo externo con lo interno es personal, único y nos dignifica. Supone conciencia y resonancia afectiva, sincronización de Hemisferio derecho e izquierdo.

Supone construcción constante, difícil por momentos, contradictoria, interior y exteriormente conflictiva requiere, valentía, pasión y cierta tolerancia a la frustración.

Las  elecciones pasadas sientan precedente para futuras elecciones. Se ha establecido un patrón de elección, que se repite, lo importante tomar conciencia para clarificarlo y enriquecerlo.

Elegir es pensar. Para poder elegir se necesita saber, saber de sí mismo, saber de la oferta externa, para descubrir lo que no se conoce en ambos saberes.

Es trabajo y placer, es sorpresa, duda, cuestionamiento y confirmación.

La Orientación Vocacional no pasa desapercibida si es transitada en profundidad., por quien orienta  y quien es orientado.

 

¿Por qué y Para qué elegir?

 

¿Para saber más de mí mismo?

¿Quién soy, qué quiero ser, quien puedo ser?

¿Cuál es el mundo donde habito, cual es el mundo donde quiero vivir?

¿Cómo organizar elecciones satisfactorias?

¿Qué aprendizajes debo instrumentar y cuales serian necesarios adquirir?

 

Siendo honesto conmigo mismo y congruente con mis propios intereses, deseos, capacidades.

De esta manera evitamos sensaciones tales como Ajenidad Masificación, Adaptación,

Decidir y elegir no son lo mismo

Elegir supone clasificar, jerarquizar, y valorar diferentes posibilidades, Decidir confirma la elección, es accionar en la dirección elegida.

 

Aparecen las opciones:

¿Cuáles son?

¿Cuáles me atraen?

¿Qué puedo hacer realmente?

¿Qué es lo que mas me conviene?

¿Qué es lo que quiero?

 

Cada uno de estos ítems produce, recuerdos, deseos, anhelos, fantasías, mandatos, valores, miedos

Se puede  elegir.elegir o  elegir no elegir

Cuando  se elije no elegir la persona se  acomoda, se adapta, se deja llevar sin planteos, no aparecen sus  preferencias, se justifica.

Estas son personas que transitan su vida como simples espectadores, no como activos participantes.

El miedo también puede constituir un factor limitante en las elecciones.

Cuando las personas se enfrentan a elecciones suelen ocurrir tres tipos de miedo.

Miedo a equivocarse, miedo al fracaso, miedo al cambio.

Muchos piensan que esta decisión es para toda la vida y en ella se juegan toda la vida.

Muchas veces los orientados buscan la respuesta por parte del orientador

Los miedos están sostenidos por el miedo a la pérdida, miedo al fracaso  que trae aparejado reproche y desvalorización externa e interna

 

Existen dos especialidades afines al Counseling:

 

ORIENTACION VOCACIONAL-OCUPACIONAL  PARA JOVENES

 

Dirigida a jóvenes que estén  cursando el último año de la etapa secundaria y necesiten conocer la oferta académica actual para realizar una elección de carrera profesión más afín con sus capacidades e intereses.  O aquellos jóvenes que hayan realizado una elección y no estén a gusto con la decisión tomada.

 

REORIENTACION PARA JOVENES Y ADULTOS

 

 

  • Una Lic. En Recursos Humanos, después de 6 años de trabajar en una empresa multinacional, se siente a disgusto con la actividad que realiza.          

  • Un economista que trabaja en una compañía resuelve retirarse tempranamente y su amor por las plantas lo lleva a replantearse la actividad que desarrolla

  • Una docente de larga experiencia que comienza a  plantearse la necesidad de un cambio.

  • Un ingeniero mecánico comienza a sentir el deseo de  dedicarse a la hotelería en el sur de nuestro país;

  • Una ama de casa al  promediar los 50 años, ante la partida de sus hijos, se pregunta que hacer con su tiempo libre.

  • Un comerciante, unos años antes de jubilarse  comienza a sentir la necesidad de estudiar una carrera, oficio etc.,

  • Una mujer al jubilarse, siente la necesidad de emprender un proyecto que le de sentido a esta nueva etapa en su vida. 

 

 

Estos y otros casos dan cuenta, de la importancia de recuestionarse  el proyecto para vivir de una manera más plena, acorde con las necesidades e intereses que van surgiendo, en los distintos momentos de la vida. No por nada, muchas de las grandes preguntas existenciales que  se plantean muchas veces a partir de la mitad de la vida y hoy también  mucho antes son:

¿Estoy haciendo lo que quiero o lo que debo?  Me siento vacio, a veces angustiado?, ¿es así como quiero vivir? ¿Qué cambiaría? ¿Cómo quisiera verme dentro de diez años? ¿Qué asignaturas tengo pendientes? ¿Me equivoqué de carrera?, cuando estos  y otros cuestionamientos ocurren dentro nuestro, es importante darles lugar, contienen muchos significados importantes para nosotros, que están a punto de revelarse. Son el punta pie para indagar en nosotros mismos.  Traen respuestas que contribuyen a descubrirnos, a encontrar nuevos sentidos a nuestra vida, a profundizar en nuestra esencia, a reformular el propósito. Si bien este recuestionamiento forma parte del devenir humano saludable, en  muchas ocasiones genera angustia y temor  por ello  requiere de un abordaje especifico que como Counselors podemos brindar.  Es importante reforzar la idea de que el cambio es posible  teniendo en cuenta la experiencia vivida y reutilizándola, sin que ello signifique un retroceso, descubriendo  nuevas necesidades e intereses,  que servirán de asiento para la configuración de una nueva identidad.Los Procesos de Orientación Vocacional para jóvenes  y Reorientación para jóvenes y adultos  requieren de un encuadre y metodologías específicas, forman parte de una especialidad dentro del Counseling. Dado que están focalizados en el proceso de Elección su duración aprox. es de 8 a 10 encuentros .En el encuentro final, se le entrega o comparte con el orientado un informe donde constan sus intereses preferenciales su relación con posibles actividades o carreras y  sus características personales.

 

Quizás lo que nos impide tomar decisiones inteligentes es el desarrollo inarmónico o la escasa exploración de nuestros recursos, la confianza excesiva en solo alguno de ellos y no vernos como partes de un todo……..¨.

También conspira el hecho de valorar antes el vehiculo que el destino del viaje y el propósito del mismo¨¨  Sergio Sinay